Seleccionar página

Muchas personas tienen gases intestinales, lo que puede llevar a padecer de dolor de estómago y gases. ¿Pero puede ser algo serio?

Los gases son algo normal, pero incómodo, en el proceso digestivo. Es un producto que se deriva de muchos productos que consumimos.

Pero algunas veces, el dolor de estómago y gases en conjunto puede ser síntoma de una condición seria.

¿Es sólo gas intestinal?

Hay que tener en cuenta que algunas personas tienen más de 20 gases por día, y puede ser considerado normal dependiendo de cada persona. Estos son algunas formas de saber si se trata únicamente de gas intestinal:

  • Sientes la urgencia de expulsar gas o eructar.
  • Sientes que disminuye el dolor de estómago cuando expulsas gas.
  • Tu dolor de estómago no persiste ni empeora.
  • El dolor de estómago y gases mejoran cuando haces ciertos cambios en tu dieta.
  • El dolor de estómago y gases mejoran cuando tragas menos aire, que sucede, por ejemplo, cuando mascas chicle o comes demasiado rápido.

Causas de dolor de estómago y gases

Aunque el dolor de estómago y gases usualmente no es un signo de enfermedad seria, el gas excesivo puede ser una señal de un problema médico.

Aquí hay algunas causas posibles del dolor de estómago y gases:

  • Constipación.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Reflujo gastroesofágico o indigestión.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Piedras en el riñón.
  • Enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.
  • Una úlcera en el tracto digestivo.
  • Apendicítis.
  • Una obstrucción del intestino.
  • Un tumor en el abdomen.

En la mayoría de los casos, notarás síntomas adicionales además del dolor y gases. En el caso de la apendicitis, habrá cambios en tu abdomen, incluyendo sensibilidad. El dolor del gas no hace que tu estómago sea sensible al toque, por lo que si notas dolor extremo, siempre es importante acudir con un especialista (gastroenterólogo).